27/03/2015 Dogos

Muchas personas aspiran a conseguir un empleo en una de esas empresas modernas empeñadas en cambiar el tradicional modelo del sitio de trabajo para lograr resultados positivos de productividad y satisfacción con sus innovaciones. Una de nuestras propuestas, muy recomendable, llevada a cabo por nosotros mismos es añadir un pequeño o gran “dogo” en la oficina. Aunque parezca mentira, los expertos dicen que esto ayuda a reducir los niveles de estrés, a romper el hielo para tener relaciones más cercanas, a tomar descansos de vez en cuando y a mejorar la imagen de la empresa. No te lo pienses dos veces ¡Pon un dogo en la oficina!